Entradas

Mostrando entradas de enero, 2016

LEVIATHAN WAKES (The Expanse, libro 1), de James S.A. Corey

Imagen
Ya he comentado que uno de mis criterios para decidir que libros leo últimamente es que vayan a tener una adaptación al cine o televisión, pero esta es la primera vez que me leo un libro al mismo tiempo que veo la serie. La serie aún no ha terminado, pero ya me he terminado y el libro, y debo decir que me ha dejado un poco frío.
Nominado a los premios Hugo y Locus en 2012, la primera parte de la saga "The Expanse" nos presenta un futuro en el que la humanidad se ha extendido por el sistema solar y los planetas interiores (Tierra y Marte) explotan a sus colonias del exterior y, especialmente, a los asentamientos en el cinturón de Asteroides. En este contexto la destrucción de una nave que llevaba agua al Cinturón por un atacante misterioso amenaza con provocar una guerra mientras todas las facciones se culpan unas a otras.
Dos tramas separadas, la investigación de un detective de la Policía privada de Ceres y la de los supervivientes de la nave destruida confluirán en un mismo …

EL FIN DE LA INFANCIA, (Mini-Serie TV)

Imagen
Otra serie basada en una novela que leí el año pasado. Al contrario que "The man in the High Castle" esta es bastante fiel al material original, añadiendo un poco de drama de telefilm, pero respetando el tono. La novela situaba la acción en el presente (o sea, 1964, cuando se publicó) y la serie actualiza levemente la historia para adaptara a nuestro presente. Por lo demás es una adaptación correcta, que hace un trabajo bastante decente manteniendo el suspense de qué pretenden los "Overlords", una raza alienígena que ha venido a la tierra por motivos poco claros.
Al contrario que la famosa adaptación de otra obra de Arthur C. Clarke, "2001: Una odisea Espacial" está narrada de una forma muy convencional, lo que tiene la ventaja de que la historia se entiende. Siendo una serie corta, con tres episodios de hora y media, creo que los aficionados a la ciencia ficción no se arrepentirán de verla.
En estos últimos tiempos el canal SYFY ha dado un giro hacia produ…

EL FIN DE LA INFANCIA, de Arthur C. Clarke

Imagen
Un montón de gigantescas naves espaciales aparecen sobre las ciudades más importantes de la tierra. Con este punto de partida tan trillado, Arthur C. Clarke sigue un camino totalmente distinto al habitual. novela tiene una narrativa ágil, saltando de un personaje a otro en cada capítulo. Solo hacia la última cuarta parte hay un giro argumental que me parece una salida por la tangente un poco sin venir a cuento de nada. Más que correcta, pero con lo genial que es el punto de partida me gustaría que lo hubiese desarrollado hasta sus últimas consecuencias sin cambiar repentinamente de tema como lo hace. También habría agradecido unos personajes un poco más desarrollados. La ciencia ficción d eesta época (1964) carece demasiado a menudo de protagonistas carismáticos.

EL PRIMER HOMBRE DE ROMA, de Coleen McCullough

Imagen
El primero de los seis libros de la saga "Los señores de Roma" es una auténtica joya. De lo mejor que se puede leer en novela histórica. A la altura de mi venerado Robert Graves. Repasa una buena porción de la historia de la república de Roma empezando por los tiempos del abuelo de Julio Cesar, siguiendo los inicios de la extraordinaria historia de Cayo Mario y Lucio Cornelio Sila. Increíblemente bien documentada, narra con el mismo pulso brillante las campañas militares, la política del senado y los demás familiares de los protagonistas. Es una novela densa, casi un libro de texto novelado, pero yo diría que es poco menos que imprescindible si te gusta la historia de Roma.

EL TEMOR DE UN HOMBRE SABIO, de Patrick Rothfuss

Imagen
La segunda parte de esta trilogía mantiene en nivel por lo general, pero me dejó un poco con la sensación de que la historia se va por las ramas más de lo necesario. Si en la anterior el protagonista no seguía adelante con su búsqueda por asuntos de fuerza mayor, aquí no sigue porque se distrae haciendo cosas molonas y guays pero un poco absurdas (¿me voy al otro extremo del mundo a aprender artes marciales? ¿Y porqué no?). Ligeramente inferior a la primera parte, da la impresión de que la trama no avanza mucho con la excusa de convertir al protagonista en un tío tan bueno en todo que es un poco ridículo, pero aún así muy divertida.

ESTACIÓN DE TRÁNSITO, de Clifford D. Simak

Imagen
La última novela que leí en 2015 fue otra ganadora del Premio Hugo, esta vez de 1964. De Clifford D. Simak solo había leído otra novela "Ciudad" y me dejó un poco con la misma impresión que esta. Un planteamiento de lo más interesante, resuelto de una forma un poco aséptica. La estación de tránsito a la que hace referencia el título es un paso intermedio para alienígenas que se teletransportan de un lugar a otro de la galaxia. A cargo de la estación está un hombre que luchó en la Guerra Civil estadounidense y que, gracias a la tecnología que le otorgaron los alienígenas de la Central Galáctica ha estado en el puesto durante ochenta años sin haber envejecido apenas. Prácticamente aislado de sus congéneres humanos, que nada saben de la miríada de civilizaciones que conviven pacíficamente, a cambio ha visto cosas que ningún otro hombre ha soñado.
Estación de tránsito es un alegato pacifista original, pero algo lento en su desarrollo, a pesar de lo corta que es la novela. Sobreto…